lunes, septiembre 10, 2012

Ilustrar con niños


Ilustrar con niños puede llegar a ser una experiencia de aprendizaje bastante gratificante, ellos logran resultados gráficos y narrativos a los que en algunos casos difícilmente podríamos llegar, la expresión del trazo, la sencillez, la espontaneidad y la falta de condicionantes hacen que sus imágenes sean sinceras y con una riqueza enorme.

Cuando empezamos a aprender códigos, en su mayoría académicos, se empieza a perder toda esta riqueza, y volver a adquirirla requiere de tiempo y paciencia.








Distintas maneras de aprovechar el trabajo con niños:

1.  Con niños pequeños se puede aprovechar las formas abstractas que hacen, para luego buscarles formas y complementarlas.
2. Hacer un cadaver exquisito es una buena manera de aprender de ellos, creando un personaje y poniendo las partes de la cara o el cuerpo por turnos, primero el niño y luego el adulto.


1 comentario:

claudia gutierrez dijo...

me encantó este post. y quisiera saber sime podrias dar alguna guía pues quiero a futuro tenerun taller para niños. atte, Claudia Gutierrez